EN SOUVENIR DES TEMPS PERDUS (STORYTELLING)

   Non classé

(TEATRO CORTO – MONÓLOGO)

«NAYTYA-VEDA«

(VIDEO)

El Autor: Andrés Pablo Medina

EN SOUVENIR DES TEMPS PERDUS (EXTRACTO)

(SUENA “EL AMOR BRUJO SABE” DE SANDRA MILHAUD).

(En escena, una mesa no muy larga – un par de metros o tres – y baja, a la altura de las rodillas del actor. Sobre ésta todos los ACCESORIOS y ATREZOS necesarios para los personajes. Sale desde el bastidor de la izquierda el protagonista, un hombre vestido de negro con vestimentas ceñidas y clásicas, completamente calvo. Al llegar a la mesa se cubre su rostro con una peluca y un velo de NOVIA, y se dirige al centro del escenario inmerso en su situación.)

(A la izquierda del escenario, arde una fogata.)

(FIN DE LA MÚSICA).

¡No, me niego, siempre lo diré así! ¡Me niego! (Discute imaginariamente con su MADRE). ¡Jamás, no quiero! ¡No! Lo que quiero es ser… Lo que soy, lo que nunca dejaré de ser… (En el rol de la MADRE). “¡Todo era distinto!” (En el rol de HIJA). ¡No, no! Quiero ser mi novia… una novia, una encantadora novia para mi esposa, y así vivir la vida en la tierra con los pies en mis raíces. ¡Mi novia, sí! ¡Sí, un esposo de siempre en un mundo distinto! ¿Por qué no? ¡Esto si es posible! (Transición). ¿Sabes cuantas dificultades habría de confrontar para llegar a ser un arquitecto?… ¡Arquitecto! (Muta el rol al personaje de su MADRE). “Siéntate ahí a estudiar como te digo, y pronto. Siéntate ahí y ponte a estudiar, y olvídate de majaderías. Qué tú me llegas a astronauta por lo menos como me sea, y tanto que te lo digo…” (Regresa a su rol de HIJA). Maja… de… porque no quiero mover un dedo por tus descarnados planes, tus deseos de… de… de… ¿qué quieres, es qué prefieres un novio que te prometa la luna? ¡Arquitecto! Quiero preservarme de esa raza… extinguiría esa raza… ¡lunática…! (Transición). Papá no era un buen satélite, ¿verdad? Más bien,… inservible. ¡Un mal torpedo de destrucción masiva! Yo quiero ser una novia ejemplar. Quiero viajar por toda la tierra en mi luna de miel, siempre dispuesto a las delicias… de… ¡mi madre naturaleza…! (Transición). Me exiges llegar a ser ante los demás el más destacado de cuantos hijos hubieras podido tener a llegar a ser lo que no son… No hay tantas diferencias, claro está, puede uno ser un astronauta y novia de astronauta a la vez que un arquitecto… espacial, ¡por supuesto…! Salvo que yo entiendo también las cosas a mi parecer… ¡Claro! ¿Y cómo sino? No es tan sencillo cuando se pierde. Pero yo no voy a perder mi cabeza por alcanzar tu luna… (Transición). Yo ya no soy un niño, madre. (Transición). ¿¡Por qué, si puedo elegir mi amor!? (Transición). ¡Y no me tire más de las orejas, madre! ¡Qué no me tire más de las orejas, qué no por ello me adolece así más la infancia! La maldita infancia tuya tan maldecida de ti… tan maldiciente… (Transición). (En el rol de la MADRE). “Siéntate ahí, y estudia, maldito… qué estás a tiempo.”

RELATO INCLUIDO EN EL LIBRO ‘TEATRO Y NARRATIVA‘:

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.