POEMAS DIOTIMÉICOS (POEMARIO)

   Non classé 3 Comments

“A Sandra Milhaud”

LIBRO COMPLETO DE VENTA EN «AMAZON» Y EN SU LIBRERIA HABITUAL

FORMATOS EBOOK Y PAPEL «TAPA BLANDA»

             

I

 

Estoy ostraído a la eternidad de un cementerio.

He fallecido en la cumbre de mi propia memoria.

Ya no existo libre en mi guarida incendiada.

Apenas queda hálito para aullar la noche de los huesos.

 

La vida gira distante en mi cerebro

Como una luna compañera de la muerte

Como yo mismo sin mí

No existe ya ni mi muerte ni mi peste.

 

Estoy muerto de sed;

Estoy fallecido en las tinieblas.

Dios me mira y calla

Porque el agua es infesta de ceniza

De tanta muerte, de tanta luz obscura.

 

Estoy muerto como un sueño

Veloz transeúnte de la vida.

 

A VECES

 

A veces

El miedo sucumbe

Se arrincona.

 

Otras

Se esparce engañoso

En las moléculas

Del humo

Del polvo

De la alfombra.

 

A veces

Se difumina en el aire

Entre filigranas

De mi cigarrillo

 

Y por mucho que intento agotarlo

Escala firme inundando la pared

Apelotonándose junto a las motas de las pelusas del sofá.

 

Entonces

La luz se enturbia

Amanece la noche en el día…

Y se aletarga el mundo

Se desvanece el instante

Y muero.

 

Muero asesino de tanto espantar al miedo.

 

LA MUJER MUERTA

 

Ya no estás aquí, en mis manos de alacrán cobarde.

Te he perdido por mi espanto fatuo y vómito,

Por mi tez de huerto averno

De mi oscura presencia al pretender ser contigo.

 

De nuevo eres nada

Aunque yo tampoco lo haya sido nunca;

No soy ni lágrima, ni nada, nada,

Porque no soy ni muerte; porque tú no eres ni apenas tú,

Por eso.

 

Simplemente no estás

No importa que lo pretendas

Ni siquiera reconocería ya tu mirada;

Porque nunca te he reconocido

Porque nunca me has mirado a los ojos

Rebuscándome para poseerme

No importa

Que seas granito o marfil

Porque sencillamente no eres

No eres nada; como yo.

No recordaría en ti ni el olor a nariz

Ni aún el hedor de la vida

Porque nunca has sido

Porque incluso yo tampoco he sido

Aún menos

 Todavía

Sin ti.

 

ADIÓS

 

Decir adiós, así sin más, y resignarse al olvido,

Con una vuelta atrás recordar el instante vivido

Pleno de besos de lodo y mar.

 

No es cierto que todos los caminos conduzcan a Roma

Ni las ciudades repiquen con torres en sus campanarios

Donde ha de soplar el viento.

No hay cencerros que tañen guías al peregrino

Ni estrellas en los cielos que iluminen los caminos a mi Santuario.

 

Cabalgar a poniente es mi destino

Al anochecer del mástil moribundo

Ahíto de tanta lágrima

En busca de un sol ya muerto

Podrido de carroña viva

A dejar pasar olas

Donde se sacia mi sed de bicho.

 

¡Te quiero, ciudad perdida de caricias!

Como a esta astilla erguida como bandera.

 

¡Volver a anidar en tus rincones!

De hierro, miel y corcho.

Con todas mis entrañas entreabiertas,

Entregadas,

Para caer rendido al lecho

Donde tú duermes mis sueños

Y adorarte bendita para luego crucificarte de nuevo,

Sanguinariamente,

Como a un último sacrificio divino

Para que seas por siempre mi diosa terrena eterna

Y yo sea tu lacayo, tu siervo adoptivo,

Y esclavizarme sempiterno yo de mí

-tú, mi reino-

Velador de la última guarida,

Cabaña que refulgiera esquivos a la farsa del tiempo.

 

AL POETA FERNANDO DE BENITO, IN MEMORIAM

 

No soy quién para desatar palabras

ni remendón que repuje de las suelas

ni cantor que loe los pasos del camino.

Al maestro que me sigo en mi destino

es la Osa Mayor de sus navíos,

enemigo de mis extravíos,

consumo del poeta a la tarea de sus libros,

loco de los malos vinos.

 

Al maestro que persigo por sus huellas

no niega su capa al yerto peregrino

ni compra por palabras el hambre de su ausencia.

Así más que a mí me ato a su frecuencia

donde imploro triunfos a nuestra infeliz inocencia.

 

“Es la Osa Mayor a su luciente inmanencia

sobre las rutas del arte y la humana ciencia

quien en los prodigios y embates

sobre las huestes del sino

nos aliena al furioso combate

de lo que se nombrara con la palabra

y que yo nunca me supiera.”

 

FORMATO: EBOOK

Hey just wanted to give you a brief heads up and let you know
a few of the pictures aren’t loading correctly. I’m not sure why but
I think its a linking issue. I’ve tried it in two different internet browsers and both show the
same results.

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.