TEATRO MUSICAL, OPERA WAGNERIANA Y TEATRO SKYZO

   Non classé 4 Comments

El modelo del drama integral se reconstruye desde los míticos tiempos de Tespis a partir del aquelarre dionisíaco. Música, canto y baile se conjugan hasta alcanzar la convención actual del teatro musical. Con la aparición de la ópera en 1597 se asienta la base inicial para recuperar su integración dramática diferencial. Es decir, así como el actor se manifiesta en todo su potencial artístico-dramático, se presenta del mismo modo hacia una convocatoria tan sólo partícipe en el respeto a la expectación. Por su estructura, la ópera se subdivide en ópera seria o trágica, ópera buffa o cómica y dramma giocoso o tragicómico. En todo caso habrá que esperar a Richard Wagner para que la ópera alcance  así su máxima expresión.

El teatro operístico o musical occidental que no ha excluido el texto en la consideración integradora y multidisciplinar del espectáculo teatral, y que tiende en la actualidad a recitar su traducción en el idioma natural de la audiencia, deriva en subgéneros tales como la ópera clásica, la ópera de cámara, la opereta, el musical, el singspiel y la zarzuela española. No así hay varias tradiciones orientales en el teatro que incluyen música con movimientos o danzas acompasados por bailarines y actores, como la ópera china, la ópera taiwanesa, el teatro japonés Noh y el teatro musical indio, incluido el drama sánscrito, la danza clásica india y el Yakshagana.

En las composiciones de Richard Wagner música y poesía se unifican y se protegen contra el reconocimiento mercantil y el sensacionalismo tradicional público. Aquí la ópera no ofrece un divertimento o entretenimiento baladí, sino que aspira a la creación y recreación de una obra de arte total. No así estas apreciaciones técnicas no se cumplimentan más que en una intencionalidad sobre la práctica, y no un cumplimiento inderogable. Es pues aquí, Friedrich Nietzsche, el filósofo alemán de Röcken, Sajonia-Anhalt, en Leipzig, amigo íntimo del músico compositor, quien afrontará la polémica contra la desnaturalización o hibridación de la obra wagneriana. Nietzsche sustenta que las composiciones de  Richard Wagner son teatrales y categóricas, y que la aspirada obra de arte total no se compone sino por particiones. La obra de Wagner adopta caracteres artificiosos y apolíneos, frente a la de Bizet que se compone por un espíritu mediterráneo auténticamente dionisíaco. Así la tragedia clásica encuentra los orígenes de su nacimiento.

Es pues la voz cantada al resurgir la música con su encantamiento, la salvedad cognoscente de la palabra hablada en su esplendor retórico y poético, que reúne para este nuevo modelo en transmisión sobre una nueva arquitectura los asentamientos para un teatro skyzo. «KHOKARSA» propone un lugar y una acción bajo el teatro interior de un imaginario colectivo. La atemporalidad de la fabulación o estructuración del mito se expresa desde la deconstrucción antitética de su relación. Aquí así se conviene que el teatro skyzo obtenga sus cualidades lucrativas.

 

Puedes si quieres entrar en la web de la tienda de Amazon y comprar mis libros en formato ebook o papel.
De momento esta publicado el libro intitulado «Tratado hermenéutico desde una esquizofrenia por indexación».
Es un ensayo filosófico, técnico y científico.
Hay algunos capítulos expuestos en la web.

En todo caso te deseo disfrutes con todo lo que leas. Gracias por estar ahí.

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *